martes, enero 15, 2008

Nostalgias

Los primeros días de este año me han envuelto en un animo extraño... la bruma de la nostalgia me ha envuelto. Es cierto, día tras día el sol sale por las mañanas diluyendo esta bruma, sacandome de su difusa, pero espesa envoltura... entonces avanzo y sigo por los senderos que se trazan bajo mis pisadas..., pero los días son cortos... la noche cae inevitablemente, los pasos se vuelven más cortos, los senderos menos claros y poco a poco la bruma comienza a llenarlo todo, es cuando no queda más que detenerse esperando que el poder anéstesico de los sueños se apropie de mi voluntad. Es esa espera la dolorosa, es esa espera la que me hace rogar porque el día no acabe, por seguir dando pasos sin detenerme a pensar, a recordar, a cuestionarme los caminos escogidos.

Poco a poco comprendo que la nostalgia hace parte del tránsito... siempre que vamos por un camino, damos vuelta para ver lo que hemos dejado atrás... es inevitable... va en la naturaleza del hombre. Lo interesante es quizás entender que la solución a nuestros problemas, de existir, está allá adelante en el camino esperando a ser encontrada... y que lo que atrás ha quedado nos sirva de aprendizaje.

Hay quienes dicen que todo tiempo pasado fue mejor, pero hay que tener en cuenta que el futuro no tarda en ser presente y lo que ahora es presente, ya es parte del pasado.

3 comentarios:

FrAn dijo...

Lo malo es cuando se sabe que el futuro es un paso atrás... Describes sensaciones que son muy cercanas.

alison haltenhof dijo...

lo bueno de toda esta tristeza es que pasa, si o si, se pasa...¡¡
espero que ya haya pasado...¡¡

Te mando abrazos, besos y fuerzas para seguir adelante...¡¡

=o)

Nutela dijo...

lo complicado de la nostalgia es darse cuenta de que hemos perdido algo, que miramos atrás hacia aquello que ya no podemos recuperar.

no sé si todo tiempo pasado fue mejor, pero hay veces en que el presente se hace demasiado duro, pesado y nos carga.

mi presente está cargado de melancolía ahora, de ese pesar bello de extrañar a los que se quiere pero están lejos. por eso me gustó tanta tu post, porque del alguna manera me vi representada (vaya sentimiento autorreferente).

saludos desde baires!