viernes, mayo 26, 2006

Coherencia

Hoy en unas cuantas horas más emprendo un viaje, el más largo desde mi llegada a Paris, voy a Bordeaux en la compañia de amigos entrañables (que mayor garantía puede pedirsele a un viaje???). A pesar de que seran solo unos días, en los que además muy probablemente lo pasaré notable, debo decir, aunque parezca exagerado, que extrañaré al resto de la familia Parisina....es que son todos tan increíbles, que no se puede no extrañarlos en la distancia. De paso, dejaré internet de lado y en consecuencia este blog no tendrá nuevos escritos, por lo mismo, no quisiera partir sin antes dejar una reflexión que lleva algún tiempo dando vuelta en mi cabezilla y que luego de algunos intercambios bloggisticos con la señorita de las andanzas y el señor de tarde en su cine, ha madurado lo suficiente como para dejarla caer.

En el último tiempo grandes batallas interiores se han desatado producto de palabras que quisieron y debieron salir y no salieron, arrepentimientos por lo que se hizo o no se hizo, una especie de molestia por la falta de coherencia entre mis pensamientos, mis sentimientos y mis actos. Era (es) un problema de reflejos, el interior no se reflejaba fidedignamente al exterior...la pregunta natural entonces, era si lo que el resto percibía tenía algo que ver con lo que uno realmente era. Y bueno, la respuesta acordada es que tanto sentimientos, pensamientos como actos forman parte activa de nosotros, y que finalmente somos lo que reflejamos y lo que no reflejamos también, lo que nuestro entorno ve y lo que solo nosotros somos capaces de ver...el resto sigue siendo un problema de coherencia entre uno y otro aspecto. La pregunta sigue sin respuesta...es que nuestro mundo interior puede manifestarse de manera totalmente independiente del mundo exterior???...es que nuestro sentir y pensar pueden pasar eternamente desapercibidos por el entorno???...probablemente para la señora que venía enfrente mío en el metro mientras yo semi-editaba esta reflexión, mi mundillo interior pasó completamente desapercibido, como para mi pasó el suyo. Sin embargo, mantener una eterna vigilia para no dejar escapar nada, ni nadie del castillo interior, es sencillamente imposible...como bien dijo por ahí la señorita de las andanzas, una mirada (o una no mirada), un gesto, una arruga delante de la persona indicada, bastan para delatarnos, es inevitable, el castillo tiene fugas por todos lados, y eso es una gracia, es eso lo que nos brinda una coherencia minima...minima para poder vivir tranquilos.

Eso podría responder a la inquietud inicial, pero en realidad la pregunta debió ser otra...porqué no reflejarse de manera coherente???. Antes de intentar responder a aquello, cabe notar que independiente de un asunto de coherencia, el reflejo que percibe una persona de nosotros depende de la persona (a diferentes personas entregamos, a priori, diferentes reflejos), lo que resulta natural luego de haber leído un comentario del señor de tarde en su cine que decía algo así como que los ojos con que nos ve cada persona son distintos y por ende requieren ser estimulados de manera diferente.

Vamos ahora por el asunto de la coherencia y simplifiquemos el problema y concentremonos en una sola persona, ente receptor del reflejo que emitiremos. Condicionados por lo que conocemos de esta persona, sus miedos, sus trancas, su manera de hablar, sus costumbres, sus creencias, etc., resulta natural que pongamos un flitro seleccionador para ver que de lo que hay en nuestra cabezilla es razonable exponer a los sentidos de la persona en cuestión...así, finalmente entregamos al otro un reflejo filtrado, modificado, sesgado. A esta escala el problema no es mayor, todo se mueve dentro de márgenes razonables, pero el problema surge cuando sumamos y sumamos entes receptores a nuestro entorno. Lo claro es que dado que nuestros entes receptores (y emisores) de reflejos (nuestros amigos, nuestra familia, la gente del metro,etc.) tienden a interactuar entre sí, por un asunto de mantener una coherencia externa, el sesgamiento y filtraje de nuestros reflejos se propaga llevandonos en ciertos casos a provocar una gran incoherencia entre lo interno y lo externo.

En un mundo ideal la coherencia entre lo interno y lo externo sería posible, y llevaría, por cierto, como corolario directo la coherencia en lo externo. Siendo coherentes entre lo que sentimos y lo que reflejamos, nos mostramos desnudos frente al resto y eso en este mundo que dista de ser ideal (no por eso deja de ser maravilloso) nos asusta, nos hace sentir debiles, en desventaja con respecto al resto...porqué??...porque dudamos que el resto quiera levantar la guardia y dejar libres los sentimientos y pensamientos que corren y juegan por los pasillos de su castillo interior, pasearse en el jardín exterior, que se expone ante nuestros ojos.

Bien, sin duda hay más preguntas y razones que esgrimir, mais c'est déjà trop tard et demain je dois me lever tôt.

7 comentarios:

Estepario dijo...

me ha shecho pensar muchocon tu reflexion amigo mio. Creo que la coherencia va en que tu te sientas bien siendo quien eres, aunque seas distinto con distintas personas, eso es natural creo yo.

La Coherencia va en el hecho de si ocultas algo es porque crees que el otro no lo comprendera, pero ocultar no es necesariamente mentir. Si mientes ya pierdes la coherencia.

Feñomeno dijo...

jejeje, buen punto el de la mentira...
ciertamente hay una relación estrecha entre la mentira y la coherencia...recuerdo una conversación que tuvimos con Draltan y Amarillo (y ya no recuerdo quien más)..la pregunta (propuesta por Dral, ya no recuerdo el pk)era: pk es "malo" mentir??...
Y una de las respuestas comúnes, más allá de las religiosas y sociales, tenía justamente que ver con "coherencia"...dar la respuesta aquí se hace un poco largo, pero ya escribiré algo al respecto.

Ahhp, pensando algo más creo que hay una razón que hace natural que no exista una coherencia perfecta entre lo externo y lo interno, y es que el mundo interior es de algún modo inconcistente(ya me explayaré más al respecto en otra ocasión).

Bueno, haber si esta noche me hago un tiempito para postearte acerca de la reflexión acerca de Dios, pues me interesa mucho el temita.

Yap, un abrazo my friend,

Claullitriche dijo...

Pues la verdad es que hace días leí este post, y lo encontré buenísimo! tan bueno, que pues no hayo mucho más que decir o agregar... pues supongo que solamente quería decirte eso, que las reflexiones decantaron finalmente en bellas y redonditas líneas. Un agrado leerlas.

Un abrazo

Feñomeno dijo...

Signorina Claullitriche,

Hay quienes dicen que dentro de uno hay respuesta a todo. Sin embargo, el camino a las respuestas se recorre mucho más rápido cuando se recurre a la discusión. Cuatro ojos ven más que dos y seis más que cuatro...etc.

Que sigan las discusiones entonces, pues que al menos a mi me han sido inmensamente provechosas...tanto que me he motivado a retomar lecturas que hace años dejé en el más absoluto reposo.

Bss coherentes,

P.d:Hay tantas blog-entradas que quisiera postear, pero que como tú pienso que ya no hay más que decir....jejeje, pero bueno, ya pensaré algo para postear.

Anónimo dijo...

Really amazing! Useful information. All the best.
»

Anónimo dijo...

I really enjoyed looking at your site, I found it very helpful indeed, keep up the good work.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.