domingo, abril 01, 2007

Historia de una pregunta y una respuesta [El niño matemático]

Historia de una Pregunta [...???]

Más allá de eventuales semejanzas, somos diferentes, únicos e irrepetibles. Puede uno cuestionarse eso???... sí, claro que se puede, todo es potencialmente cuestionable, a cada uno decidir que es lo que acepta como verdad incuestionable y que no. Sin embargo, que sería para nosotros que dos personas sean iguales???... o puesto de otra forma, que es lo que nos define???... es la apariencia física???... son las circunstancias???... los gustos???... el conjunto de decisiones que uno toma en la vida???... las virtudes y los defectos???... para mi es un poco todo, nuestro mundillo interior, nuestros actos, el ADN, nuestra forma de ver al resto, nuestras preguntas, las respuestas, la manera de vivir la vida, incluso lo que antecede nuestra existencia... insisto, un poco todo, cada cosa con su respectivo peso relativo. Y en este sentido, no podemos afirmar casi naturalmente que dos personas son iguales si y solo si son la misma???...

Ahora bien, asumiendo esta individualidad, esta unicidad (que tan natural nos parece)... qué es lo que nos lleva a considerar a una persona "rara"???... dónde está el "umbral" que separa lo "naturalmente diferente" de lo "raro"???... es la rareza algo "accidental" o algo "escencial"???, algo "intrínseco" o algo "adquirido"???...

Adónde quiero llegar con esto???, pues bien, no sé si ya lo he mencionado por ahí, pero soy matemático (o eso pretendo), que raro!!!, no???... "como pueden gustarle tanto las matemáticas a alguien???"... "y para qué???"... "que hace un matemático???"... "definitivamente hay que estar medio loco"... "los matemáticos son tan cuadrados"... "miren!!!, aquí tenemos un genio"... "y yo que con las matemáticas del colegio sufría tanto, es que no puedo entender como te pueden gustar"... "y no te aburren tantos números???"... preguntas y afirmaciones que me ha tocado escuchar por lo menos un millón de veces desde que escogí este camino... algunas me dan risa, otras me sumen en una profunda reflexión... no voy a desmitificar nada aquí, solo voy a decir que me suena a muy caricaturesco todo esto... no digo que me moleste, más bien me parece divertido... somos diferentes los matemáticos del resto???... es que esta diferencia traspasa el ya mencionado "umbral"???...

Y bien, de todas las preguntas que nos persiguen a los matemáticos (como si fueran pocas las preguntas que tenemos que perseguir), hay una que me gusta mucho... no recuerdo quien fue el primero que me lo pregunto, pero sí recuerdo perfectamente a quien me la respondió. La pregunta era "que sientes cuando descubres algo nuevo, cuando logras comprender un objeto complicado, cuando demuestras un teorema, cuando encuentras la respuesta a una pregunta que has perseguido por largo tiempo ???". Me pareció una linda pregunta, una pregunta de esas que no puedes responder en general, una pregunta de respuesta super personal. No recuerdo que respondí en ese momento, pero recuerdo que mi respuesta no convenció a nadie, ni a mi mismo... es tan difícil de explicar.

Pasó mucho, mucho tiempo antes de encontrar una respuesta que me dejara contento.

Historia de una respuesta [Aparición del niño matemático]

Era un día como cualquier otro (y sin embargo, diferente de todos los otros, como todos los otros...), iba en el metro (la siempre verde, linea 6) en dirección a mi casita. Me subí en un vagón normal, sin mucha gente, pero sin asientos vacíos (nada importante a esas alturas del día). Como casi siempre en la soledad del viaje a casa, el animo reflexivo me abordó sin preguntar... y sin embargo este animo siempre persistente tuvo que partir rápidamente... algo venía de robarse mi atención...

La situación era la siguiente... dos señora(itas)s bien jóvenes iban sentadas casi al frente mio, en los brazos de una de ellas, un pequeño niño de unos tres años (supondremos madre, hijo, tía). Un sencillo juego estaba por comenzar. La tía, con la delicadeza de un ángel dio un golpecito con uno de sus dedos en la rodilla del niño, luego levantó un dedo y dijo "uno!!!"... el niño puso cara de "y a esta que le pasa!!!???"... luego, la tía, con la misma delicadeza dio un primer golpecito, dijo "uno!!!", siempre levantando un dedo... enseguida dio un segundo golpecito, dijo "dos!!!" y levantó dos dedos.. el niño parecía preguntarse lo mismo una vez más. La tía sin darse por vencida repitió el ejercicio esta vez hasta tres... el niño seguía sin entender. Recomenzó una y otra vez con la misma paciencia y delicadeza, el niño comenzaba a reír. El metro estaba a una estación de llegar a destino, cuando casi sin tomar conciencia de ello, el niño se golpeó la rodilla una vez, levantó su pequeño dedito, no dijo nada, pero continuó... golpeó su rodilla dos veces y luego levantó dos deditos (hay que decir que le costaba bastante dejar solo dos deditos parados)... la tía lo aplaudió (yo quise hacer lo mismo), él rio, pero de súbito paró, puso cara de viejo chico, se miro las manos, levanto un dedito, luego dos... luego su mirada de perdió en algún lugar ficticio, en su cara vi el miedo y el asombro que el descubrimiento provoca, por un breve instante ese pequeño niño había develado el misterio de la suma, por un momento ese niño se transformó en matemático, respondió su pregunta y de paso respondió la mía, esa vieja pregunta que nunca supe responder. Para felicidad de la tía, la madre y la mía, la cara de asombro desapareció, el niño había olvidado lo que venía de comprender y volvió a reír con todas sus ganas... yo también reí, reí por largo rato, y cada vez que recuerdo ese breve episodio, río, río con todas mis ganas.

p.s: ... y después de todo, que somos los matemáticos, sino niños ávidos de asombro, de comprensión... niños que buscan preguntas, niños que buscan respuestas...

12 comentarios:

Estepario dijo...

Amigo Cordieri, me ha gusrtado mucho tu historia, recuerdo haber sentido eso en mis primeños años escolares y no parar de sentirlo hasta hoy(aunque hace rato que no demuestro algo), pero lo que mas me gusta es mirar todo el camino, como entre todas las preguntas y todas las falsas respuestas se llega a al verdadera.

Sobre como se define lo raro, yo creo qeu es por la estadistica, si hay pocos son raros, solo eso.

saludos

Paulina dijo...

Asi que matematico cuadrado eh? :D
Sabes que el pololo de mi hija es otro matematico? el en el liceo en sus hora libres se entretenia descifrando ejercicios y desde esa epoca se metio en cabeza que queria estudiar ingenieria en matematicas en la Federico santamaria , cuando llego la epoca de saber los resultados de la prueba yo le decia Quique has pensado en otra opcion por siacaso? :D y como buen matematico cuadrado :D me decia Noooo suegryyyyy yo quiero ahi y ahi ha de ser :D, y gracias a Dios quedoooo :)te leia y te comparaba con el pues se le ha metido entre ceja y ceja algun dia viajar a estudiar a Francia ijijij y con lo obstinado que es pues seguro lo hara :D
Nada de raros mi niño , son dones y los dones son bendiciones :)
Un besooooooo y cuidese si?

Ratoncilla dijo...

Vengo a pedir disculpas pero pauly tiene toda la culpa porque no ha tenido tiempo de entrar a la compu :D
Ahhhhhhh entre a tu fotolog :D tiens fotos muy bonitas me gusta tu estilo Feñito :D sigue asi .
Haberte conocido antes :( sabes que yo tenia que hacer convenios con mis compañeros? siiii , yo los ayudaba en lenguaje , biologia e ingles y ellos me ayudaban en matematicas , quimica y fisica :D los numeros no me quierennnnn :(
Bechitosssssssssssssssss

Claullitriche dijo...

...leyendo tu relato (que bonita historia a ser testigo!), se me vinieron a la mente estos versos de Violeta Parra que siempre me emocionan:

"gracias a la vida que me ha dado tanto, me dió el corazón que agita su marco, cuando miro el fruto del cerebro humano..."

...las matemáticas, la geografía... lenguajes en búsqueda de respuestas en este mundo particular y semejante que somos, normalmente extraños, cuando pensamos...

...un beso al cuadrado, niño matemático...

Anónimo dijo...

Una anecdota: estaba en un bar con amigos y con amigos de amigos. En un momento me encuentro sumido en una larga serie de divertidisimas bromas con una de las personas que yo no conocia. El tipo agarra y me dice: me has caido muy bien, que haces en la vida? Matematicas, respondi. El exploto en una risa y dijo: que excelente broma!! pero en serio, que haces? Insisti con que hago matematicas, el tipo seguia sin creerme y no logre convencerlo. Me llegue a preguntar si no seria una ficcion que me invento para no ser solo una maquina de chistes. Angustiado volvi a mi casa a mirar mis papeles y suspire aliviado al ver que los ultimos calculos en que estaba metido seguian alli. O no?

Pela'o.

ignatiusmismo dijo...

Muy hermoso. La pureza de la mente infantil nos enseña la manera en que hay que enfrentar el descubrimiento de las cosas: explorándolas. Gracias.

Feñomeno dijo...

Estepario, tienes mucha razón, quizás lo mejor de todo es mirar el camino entre la pregunta (y lo que te lleva a la pregunta) y la respuesta.

A todo esto, que rara es la gente normal... jejeje (en el sentido estadistico y en otros tambien)...

Un abrazo,

Paulina, mira tú, quien iba a decir que el pololo de tu hija es también matemático... que pequeño es el mundo, no?... de hecho, yo estudié ingeniería en matemáticas... claro que cuando yo esperaba los resultados de la prueba de aptitud estaba super nervioso... jejeje...

Que más puedo decir, para un matemático la perseverancia es algo muy importante, así que por ahí va muy bien este chiquillo, y además por lo que me dices es bien inteligente, seguro que termina estudiando por estos lados...

Besos gordos,

Ratoncilla linda, pero no le eche la culpa a la Pauly, si no importa, el tiempo siempre es escaso, y cuando no se puede, no se puede... lo importante no es la cantidad, sino más bien la calidad, y tú eres pura calidad :).

Oye que rico que hayas pasado por mi fotolog... no lo actualizo muy seguido, pero hago lo que puedo. Ahhp, hablaré con los números y les contaré maravillas de ti, seguro que te empiezan a querer ;).

Bss en 3-D,

Feñomeno dijo...

Clau-Power!!! si pues, fue lindo estar ahí, los niños son una maravilla, tan llenos de preguntas, tan llenos de respuestas.

Y Violeta con sus palabras tan llenas de sentido... ay si, gracias a la vida...

Besos exponenciales,

Pelaito:...jajaja, es que ahora me dio risa a mi... que divertida la situación... por suerte tus calculos estaban ahí donde los habías dejado, si no, era para convencerse de que todo era un gran chiste... jejeje.

Un abrazo,

Ignatius: La pureza de la mente, la exploración y la paciencia, tres herramientas para conquistar el mundo de las preguntas y las respuestas... se necesitará de algo más?...

Gracias por pasar, todo un honor, en un ratito me iré a visitar tu blog, veremos que me encuentro en el camino,

Un abrazo,

Haltenhof © dijo...

Feño, que bonita historia!!
Me la estaba perdiendo definitivamente!
Estoy totalmente de acuerdo con lo que aqui cuentas. Conociendo al gran grupo matematico chileno, brasilero, colombiano y para que seguir, la nacionalidad no importa, porque todos son iguales, pero mas que niños descubridores, para mi que trabajo con el arte, es otro tipo de arte desarrollada de manera mas simple visiblemente (para los que no la entendemos en su profundidad), pero a la hora de hablar de ella es todo un arte, un descubrimiento, un mundo de formas tan variadas... A lo que voy es que lo de ustedes es otro tipo de arte que se va descubriendo dia a dia y se va puliendo con el paso del tiempo!
Feña, debes ser el narrador oficial de los matematicos... esta historia en un congreso haria furor, a que si?

Un besito amiguis, grande, grande!!
=o)

Anónimo dijo...

Oye Ali, y mi historia tambien haria furor? En Julio tengo un congreso, quiero saber si vale la pena que la cuente.

Pela'o.

Feñomeno dijo...

Narrador oficial???... vaya que honor, aunque creo que podríamos compartir escenario con Pelaito... su historia merece ser escuchada y nadie podría contarla con más gracia que él.

Cariños a los dos,

Cristian Santana dijo...

Entretenida historia. Y estoy de acuerdo con que eso es un matemático, pero también lo es un músico, un físico, un químico, un pintor, un escultor, etc,etc,etc. Creo que en la mente de las personas que crean, que se preguntan, que se responden o buscan respuestas hay algo en común y es que no aceptan las cosas tal como se le presentan. No es que intenten destruirlas o algo parecido, intentan comprender y aportar. Así creo que la definición de ¿qué es un matemático? sigue inconclusa, al menos en lo que a ambiguedad se refiere. Por ahora me gusta pensar que eres una de esas personas que ejercen el derecho de pensar, mismo derecho al que tantos renuncian. Mis saludos cordiales.