miércoles, octubre 24, 2007

De-"Di"-cacé ( De-"Di"-cado)

... y pasa el tiempo y la vida que no se cansa de cambiarnos el paisaje a diario...

Hoy volvía a casa y el camino que atraviesa el bosque ya no estaba cubierto por aquel siempre tentador y crujiente manto de hojas tan característico de la llegada del otoño. De algún modo mágico, que por cierto yo desconozco, las hojas se habían apilado en el borde del camino formando acogedores cerritos. Con unos veinte años menos lo más probable es que hubiera escogido el más grande de todos y me hubiera tendido sobre a mirar el cielo por horas. Sin embargo, la "madurez" que cada vez se sube con más confianza a mis espaldas solo me dejó sentarme en el cerro más bajito por un espacio breve (quizás no tan breve) de tiempo.

El otoño, las hojas, el calor de la brisa fresca, todo... todo era ideal para reflexionar, contemplar... en fin, arborecer como en los viejos tiempos, pero no... ahora solo quería recordar... recordar la dulzura del otoño pasado, esas largas caminatas perdidamente compartidas... compartidamente perdidas.

Me recordé encontrándote en una solitaria estación de metro, me recordé conociéndote en un tímido paseo por las callecitas de Montmartre... en un tímido paseo por las callecitas de Montmartre... por un momento me sentí como el ciego al que Amélie pasea por sus barrios, si!, mis ojos cerrados, la brisa fresca envolviéndome en sus delgados hábitos y una mano que me tomaba intensa para llevarme a pasear por mis recuerdos... "la plaza de los pintores" y sus colores revoloteando como mariposas del trópico... un pintor y la modelo de turno, bella, elegante, luminosa... de fondo casi podía apreciarse el sagrado corazón.

El paseo continuaba, tú ya no hacías de modelo, ahora caminabas conmigo con tu retrato en la mano... yo aprendía a conocerte y te me volvías más y más luminosa. Paramos, según recuerdo, en el "rendez vous des amis" para tomarnos un inevitable chocolate caliente... la noche caía, seguíamos avanzando, las luces se encendían, el carrusel que giraba y tú que sonreias.

Pasamos lindos momentos, vimos y comentamos películas, compartimos gustos musicales, hablamos de tantas cosas... de nuestros anhelos, de nuestros miedos, de nuestras alegrías, de nuestras tristezas... y te me seguías haciendo más y más luminosa. Caminamos por muchas partes, conocimos variados lugares, hasta patinamos en el Hotel de Ville... pero siempre, pero siempre-siempre volvíamos a Montmartre, a perdernos en sus calles, a encontrarnos con algún molino, a tomar un cafécito en el "deux moulins", a recordar como se ve París desde arriba, a disfrutar finalmente de ese rinconcito de ensueño...

Y como decía al principio, la vida pasa, el paisaje cambia... estamos un poco lejos, nuestras caminatas tendrán que esperar por un futuro, espero no muy lejano... y por el momento, tal como esta tarde sobre el cerrito de hojas, te seguiré recordando intensamente, en el frescor de la brisa que aún guarda en su aroma tu perfume, en las callecitas de Paris en las que aún están dibujadas tus pisadas, en el carrusel de Montmartre donde aún sigo vislumbrando tu sonrisa...

... y en tu infinita luminosidad te me volviste sol y yo solo espero que vuelva a amanecer...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nací solo para verte llegar a mí!!! y con lagrimas en las mejillas, pero de alegría de saber que ha sucedio el haberte conocido... A donde estabas perdido, sueño del alba??? pues creo que te encontré en un anden de una vieja estación de un lugar lejano a mis raices,con el inicio de algo lindo que no tiene ni nombre ni descripción... pero estoy segura que esta ese sueño en un lado de mi corazón que se alimenta cada segundo....

Paulina dijo...

Uy que linda declaracion si hasta me siento un poc violinista , es lindo el amor y precioso comoa atesoras tus recuerdos y como te recuerdan .
Ahora me voy despacitoooo sin hacer ruido que le ambiente esta muy lindo aqui y no quiero molestar .
Un besito Feñito

Ratoncilla dijo...

Pues yo tambien me hubiera lanzado sobre aquel cerrito de hojas secas el mas altooooo claro mientras me avisas si vien alguien jijijij Inmadura yooooo? :D noooo como se te ocurre? :D
Muackkk